UN CRUCERO POR EL MEDITERRANEO

mamboproductora

Siempre he pensado que tan importante es planear un viaje, como el viaje en si mismo. El hecho de buscar información de los lugares a visitar, entrar en foros para resolver dudas, idear itinerarios etc, hace que empecemos a viajar antes de hacer las maletas. Por eso, cuando pensé realizar un crucero, algo en mi interior me dijo que era una herejía a mis principios. Pero, nunca se sabe si la sopa está buena, hasta que se prueba. Y ahora puedo decir con conocimiento de causa, que el consomé resultó exquisito.

Evidentemente es otra forma de viajar, más cómoda, menos sorprendente y un poco masificada, pero todo viaje tiene su encanto si se sabe sacar aprovecho.
Como era mi primer crucero elegí el mediterráneo (se supone que es un mar tranquilo) y un barco grande (como dice el refrán: grande, ande o no ande). Total, que salimos de Valencia con la empresa MSC y el barco denominado Orchestra. Una mole de 15 pisos, que lleva 1000 tripulantes y 3000 pasajeros. Por gente no iba a quedar.

Msc Orchestra en Ibiza

Camarote con balcón, que siempre queda mas elegante y funcional (en caso de hundimiento, abres el balcón y sales nadando).
Hicimos cinco escalas que luego detallaré por encima, pero es mas importante detallar la vida a bordo.

Lo que si esta claro que en un crucero no vas a ver con detalle ninguna lugar que donde haga escala, salvo que sea del tamaño de Lugo y esté cerca, por que como mucho , no estas en puerto mas de 8 horas, y en algunos sitios no llegas ni a 5. Entre que bajas y buscas trasporte y luego vuelves un rato antes de zarpar ( el barco no espera ), pues todo lo veas a “matacarrera”. También tienes la opción de hacer una visita organizada a través del barco o con empresas externas, pero es el “correquetepillo”, de toda la vida. Siempre detrás de un guía, pendiente que no se te pierda, buscar un sitio rápido para un pis y luego una hora en la tienda de turno para que compres algo. Lo que más vas ver, es el cartelito que lleva levantado. Un agobio. Lo único que haces es deambular de un lado para otro pero lo que se dice ver, pues de pasada.

Lo bueno del barco, por lo menos en mi caso, fue la gente que conocimos. Tuvimos la suerte de coincidir en la mesa de la cena (asignada para todas las noches) con otras tres parejas de españoles y la verdad que una gente excelente. Hicimos una buena relación y espero que a partir de ahora, una buena amistad. Si os ocurre lo mismo, os lo vais a pasar bien. El barco ofrece mucha diversión y si tienes con quien compartirla, os lo pasareis estupendamente.

Que es lo positivo que observé en el barco. Primero las llegadas y salidas de los puertos. Hay cosas que no tienen precio, por ejemplo estar desayunando en el puente 14 (por cierto totalmente acristalado) y entrar en la bahía de Nápoles con el Vesubio al fondo, es como la mastercard: No tiene precio.
Las cenas son espectaculares. Cinco platos, bien presentados, mesa con mantel de lino, te cambian los cubiertos con cada plato, tienes un camarero asignado, que a veces tarda un poco (pero es que hay un huevo de gente cenando a la vez) y el comedor muy a lo italiano, elegante, aunque un poco recargado.
Y si no quieres esperar, o te has quedado con hambre, que gente “pa tó”, te subes al buffet y comes hasta reventar. Pero no es plan.

Tienes espectáculos todas las noches. Que son los mismos artistas siempre haciendo cosas parecidas, pero si no te pones las gafas, te parecen estupendos. Yo de todas maneras soy muy conformista y todo me suele parecer bien.
Si te gusta los bailes, te chifla el karaoque, y no te importa hacer un poco el ridículo saliendo a escena por cualquier cosa, un crucero es tu edén. Por que todos los días tienes actividades de ese tipo en varios salones (yo creo que habría unos 10 diferentes). El que diga que se aburre hay que tirarlo por la borda (que es otra actividad por cierto).

Disco

El barco te ofrece muy buenos momentos si sabes apreciarlos. Caminar por la cubierta al amanecer, tomar el sol en la planta superior, que te sirvan una copa en tu hamaca, ver el anochecer desde tu balcón del camarote y despertarte cada día en una ciudad diferente. Como dije antes, hambre no vais a pasar y más bien tratar de subir a bordo con peso de menos.

Lo negativo. No creas que es el mareo. Estos barcos tienen estabilizadores y casi no notas el vaivén. Lo peor es el frío que hace dentro (en verano). Que horror. La mitad de los conocidos salimos con faringitis o un catarro.
A veces había 15 grados de diferencia del interior al exterior. Así que sabéis, llevar una chaqueta y usarla como salvavidas.

Ademas hay muchas ofertas de cruceros, animate !!!!, otras empresas son las de: Royal Caribbean, Celebrity Cruises entre las grandes y mas exclusivas, que ademas del mediterraneo tienen cruceros al caribe.

Next Post

Ahora podés publicar tu auto o inmueble gratis

La Voz del Interior te ofrece un nuevo beneficio. Ahora, podés publicar tu auto o inmueble gratis en www.clasificadoslavoz.com.ar, para que vendas o alquiles sin ningún tipo de gasto. El servicio ya se puede utilizar ingresando en nuestro sitio de Clasificados Web. Para anunciar debés estar registrado. Si aún no […]

Subscribe US Now