LA VERDAD SOBRE LOS QUEMADORES DE GRASA.

mamboproductora

Tengo que reconocer que la inspiración para escribir este artículo, ha salido de las consultas, preguntas y experiencias con los clientes en mi centro de entrenamiento durante este último mes. Después de observar a muchísima gente, he llegado a la conclusión que muchos demandan y piden quemadores de grasa, pero realmente hay muy pocos que hagan un uso correcto de estos.

Todos hemos oído hablar de los quemadores de grasa, (Fat burners), esas pastillas casi mágicas, que cuando las tomas eliminan la grasa de tu cuerpo rápidamente como por arte de magia….verdad?

Bueno…No es del todo así…

Como su palabra indica, los quema grasas son suplementos que están diseñados para ayudar a acelerar tu metabolismo, pero nunca pueden substituir un plan nutricional adecuado o un programa de entrenamiento.

Los Fat Burners no funcionan como deberían si no se usan de un modo adecuado. Normalmente esto ocurre por que la gente no sigue los conceptos básicos adecuados para perder peso. Si vas a empezar un programa para eliminar grasa y estás pensando en añadir un quemador a tu dieta y tu programa de entrenamiento, estos consejos te pueden ayudar a sacar el mayor rendimiento, aclararán algunas dudas y no tirarás tu dinero!

1.- LA DIETA ES EL 80% DE LA BATALLA CONTRA LA GRASA.

Uno de los mayores errores que comete la gente, es pensar que por el simple hecho de tomar un suplemento que les ayude a quemar grasa, ya tendrán los resultados que esperan única y exclusivamente gracias a la ayuda de estos….

Pero pensar que los quemadores de grasas son una solución milagrosa está muy lejos de la realidad, ya que el 80% de la batalla tiene un nombre que todos conocemos: DIETA. El mayor reto es la perseverancia y el resto es ejercicio. Solo después, una ayuda extra te la aportará la suplementación.

Los Fat Burners pueden potenciar la mal llamada “quema de grasa”, pero solo lo harán si la dieta los acompaña. Hay diferentes tipos de quemadores y funcionan de maneras diferentes, desde incrementar la temperatura corporal, a acelerar el metabolismo basal, reducir el apetito, etc.… Pero si tomas un quemador y después te vas a comer pizza y hamburguesas con patatas fritas y helado, lo más probable es que pienses que te han engañado al comprar el quema grasas, pero en verdad… eres tu quién se engaña a si mismo.

Mi consejo es: Antes de tomar ningún quemador, revisa tu plan nutricional, mira si realmente estás haciendo lo necesario para quemar grasa comiendo ordenado todo lo que tu nutricionista te ha recomendado, ( Si no tienes nutricionista te recomiendo que busques uno cualificado que te pueda orientar bien), y después de estar haciendo esto correctamente durante un tiempo, entonces ha llegado el momento de probar con un quemador que te ayude en tu camino para quitar esa grasa que no quieres tener.comida sana

2.- PLANIFICA Y SE REALISTA.

Siempre aconsejo a mis clientes que sean realistas con sus expectativas y objetivos, ya que mucha gente sigue pensando que por el hecho de tomar un quemador van a poder eliminar grasa muchísimo más rápido cada semana, y la verdad….. es que eso no va a pasar.

Solo por que tomemos un suplemento, no significa que vamos a perder 5kg de grasa cada semana!

Es importante recordar que lo más saludable es perder de 800gramos a 1,2 kg de grasa en una semana en personas que estén completamente sanas. (Cifras aproximadas).

Perder más es posible? SI, pero entraríamos en peligro de perder también masa muscular en el proceso y además podríamos también tener algún efecto adverso para el organismo, como debilidad, perdida de capacidad para rendir en tu entrenamiento, fatiga, etc.…

Es muchísimo mejor hacer las cosas un poco más despacio y apuntar un objetivo realista a corto plazo que puedas conseguir sin morir en el intento. Consiguiendo estas pequeñas metas, te ayudará a seguir motivado y ver los resultados en un tiempo menor del que en un principio esperabas.

3.- MÁS NO ES MEJOR.

Los suplementos quema grasas están diseñados para darte la cantidad adecuada de ingredientes necesarios para perder grasa, pero eso no significa que cuanta más cantidad de estos tomes, más grasa vas a perder en menos tiempo.

Aquí viene lo que a mi entender es lo más importante de todo esto.

Antes de decidir que cantidad tomar, independientemente de lo que te indique el producto en cuestión, haz una PRUEBA DE TOLERANCIA. Es decir, estos productos suelen llevar cafeína y otros ingredientes estimulantes similares. Toma una dosis muy baja antes de tomar la dosis recomendada y observa el efecto que tienen en tu organismo, si ves que no tienen ningún efecto negativo, incrementa la dosis de semana en semana hasta llegar a la máxima señalada por las recomendaciones de uso. Este testeo tendría que durar como mínimo dos semanas.

Siempre es mejor ir de menos a más, que tomar una dosis alta de inicio y sufrir algún efecto adverso por la cantidad excesiva de cafeína o estimulantes. Ejemplos: Nauseas, Vómitos, nerviosismo o perdida de sueño.

4. PASARTE CON LA CAFEINA TE DESGASTARÁ RÁPIDO!

Si eres de los que no pueden levantarse sin tomarse un café, y encima añades unos cuantos más durante todo el día, tienes que tener cuidado cuando elijas un fat burner.

Como dijimos antes, la mayoría de los quemadores ripped plus contienen cafeína y otros productos estimulantes o derivados. (Aunque también hay que no contengan estas substancias). Por eso, vigila cuanta cafeína tomas al día en total.

Aunque al principio la sensación de energía que te aporta el aumento de cafeína es potente, si mezclas un quemador con todo el café que bebes durante el día puedes acabar teniendo un efecto totalmente contrario y verte en un periodo corto de tiempo completamente desgastado. Te fatigarás antes en tus esfuerzos físicos, tardarás mucho más en recuperarte de los entrenos duros y todo esto significa un aumento del sufrimiento = resultados más lentos = decae la motivación.

Entonces, piénsalo dos veces antes de creer que tomar café y un quemador de grasa al mismo tiempo te hará quemar grasa más rápido al estimular el doble tu cuerpo. De hecho es todo lo contrario. Acabarás anulando los efectos positivos.

Una pequeña solución para esto, es tomar café descafeinado en los periodos de tiempo que estás utilizando un quema grasa, así tu ingesta de cafeína será menor y te evitarás el “bajón” inevitable producido por la Sobredosis de cafeína.

Next Post

Cómo influye Dynamics CRM en la fuerza comercial de ventas

Los consumidores han cambiado el mundo. Es cierto que la industria ha puesto su granito de arena contribuyendo a la creación de un nuevo mercado más globalizado y accesible. Pero es el consumidor, el cliente, quien, finalmente, elige, entre los miles de productos similares a su disposición, para satisfacer una […]

Subscribe US Now