Black Friday: Blot en el calendario de venta, o inundado de oportunidades?

Hace dos años, los medios de comunicación cenaron en las historias de peleas en la tienda sobre televisores baratos. Como resultado, el año pasado vimos más campañas basadas en la web – un intento de evitar la presión en las tiendas y el pánico. Pero eso trajo consigo tensiones, ya que los sitios web de los minoristas se abrocharon bajo el peso de la demanda.

También hemos visto el lanzamiento de Amazon El viernes negro ofrece a los minoristas tempranos y otros que siguen el juego ampliando ofertas a los períodos de semana-largos de conseguir alrededor del caos.

A pesar de los mejores esfuerzos de los minoristas para evolucionar y tomar la presión de un evento de un día, el hecho sigue siendo: el año pasado todavía produjo cifras de ventas mejores de lo esperado y este año se prevé que los compradores gastarán £ 4bn en total y £ 2.3ma Minuto en las horas punta.

Es seguro decir que Viernes Negro está aquí para quedarse ahora que los clientes lo esperan.

Pero, con cada vez más clientes descontentos y minoristas, ¿cómo evolucionará el día en el futuro para aliviar la presión sobre las tiendas y mantener a los compradores contentos?

¿Y cuál es nuestro consejo sobre cómo aprovechar mejor el Viernes Negro en los próximos años?

Utilice soluciones innovadoras

El uso de diferentes canales de comercialización y la innovación con la tecnología para controlar el viaje del cliente es una gran manera de aliviar la presión a través del evento de compras.

En 2015, House of Fraser lanzó ‘shoppable windows’, que permitió a los clientes escanear la información del producto y acceder a las características de realidad aumentada usando la aplicación móvil de House of Fraser.

La campaña ayudó a impulsar el tráfico digital durante el fin de semana del Viernes Negro y es un ejemplo fantástico de alineación en la tienda y digital y evitar esos sitios web dañinos.

Alejarse de Navidad o crear su propio evento

Ya hemos visto a los minoristas tomar un enfoque más medido a Viernes Negro para no canibalizar las ventas de Navidad y enero. Es un enfoque que es probable que continúe.

Los minoristas deben comenzar a hacer el viernes negro su propio evento, alejándolo de cualquier asociación con la Navidad. Al fusionar los dos, los minoristas están perdiendo en dos eventos de compras por separado.

Al comercializar el Viernes Negro como un momento de última hora para que los clientes compren por sí mismos en lugar de por otros, los minoristas pueden ayudar a disociar los dos eventos.

Obtener pancartas digitales a la derecha es vital como parte de la estrategia de marketing digital para esto. Los banners son el primer punto de venta para los compradores en línea y necesitan mostrar exactamente lo que los minoristas quieren vender.

Si los minoristas quieren empujar a los clientes lejos de usar el Viernes Negro para comprar regalos de Navidad, entonces deben destacar los productos que los clientes comprarían por sí mismos y destacarían los descuentos.

Mientras tanto, algunos minoristas ya están haciendo movimientos de ruptura para desestatizar el Viernes Negro con eventos completamente separados, propios.

Amazon Prime Day en julio invita a los clientes a ahorrar en miles de productos, impulsando el gasto de verano. Y Fenwick’s Telegraph Evening ha sido un evento desde mucho antes de que el Black Friday fue una idea.

Experimentar con el marketing online para aliviar el dolor

La clave para encontrar soluciones para el pánico del Viernes Negro es utilizar la visión sobre cómo se comportan las personas, y la tecnología de visión avanzada dará a los minoristas las herramientas que necesitan para definir lo que el éxito parece en el futuro.

Las herramientas de percepción biométrica pueden rastrear las emociones, la actividad neurológica y reconocer las caras.

Esto ayudará a identificar los puntos de presión dentro del viaje del cliente, cómo las partes particulares estresantes del almacén son así como identificar donde los compradores son más receptivos.

Si estos datos se correlacionan con otros períodos de compras – Día de la Madre, Día de San Valentín, Día de San Esteban e incluso días de compras pico a lo largo de diciembre – entonces el comportamiento de los compradores se vuelven más obvios y la experiencia del cliente puede adaptarse para el próximo año.

La adaptación podría incluir todo, desde la temperatura, el olfato y el diseño, todo lo cual ayudará a definir la experiencia del Viernes Negro del mañana.

Será interesante ver qué medidas los minoristas pondrán en su lugar para cosechar las recompensas del Viernes Negro – o si algunos todavía lo consideran una marca negra en su calendario comercial.

Tag: agencia marketing digital

Next Post

'Los personajes de este relato deben sobrevivir sin referentes reales'

“El libro de Margarita Rosa está de primero en la lista de los más vendidos de no ficción”, comenta el responsable de las reseñas literarias de EL TIEMPO. “Debe haber un error, porque se trata de una novela”, responde el reportero que entrevistó a la autora la víspera. ‘El hombre […]

Subscribe US Now