Productora Mambo » mayo 2018

Monthly Archives: mayo 2018

La ropa ‘made in Bangladesh’, cinco años después del Rana Plaza

El veinticuatro de abril de dos mil trece, los 9 pisos del edificio Rana Plaza se desmoronaron. Murieron mil ciento treinta personas y más de dos mil quinientos resultaron heridas, esencialmente trabajadores de 5 factorías textiles que operaban en el complejo y que tenían entre sus clientes del servicio a treinta marcas de ropa internacionales. 5 años tras la desgracia, el estratégico ámbito textil de Bangladesh presenta mejoras, mas prosigue lejos de haber resuelto sus inconvenientes de seguridad laboral y sus trabajadores de tener sus derechos garantizados.

El derrumbe se generó en apenas unos momentos, mas se tardó 3 semanas en sacar todos y cada uno de los cuerpos de los restos y adecentar los restos de la desgracia. El impacto y convulsión por el acontencimiento llevó a Gobierno, compañías textiles internacionales y dueños de factorías a efectuar múltiples pactos para mudarle la cara a un campo que representa el ochenta y uno por ciento de las exportaciones de Bangladesh.

Se tomaron medidas como acrecentar sueldos como la venta de carteras y bolsos de cuero, reformar la legislación laboral y también acrecentar las inspecciones en las factorías para asegurar que las medidas de seguridad se volvieron obligatorias. Más de tres mil setecientos factorías fueron inspeccionadas por agencias creadas con participación del ámbito privado local, sindicatos y multinacionales a fin de conseguir niveles de calidad mínimos.

Una de esas agencias nació bajo el Pacto de Seguridad de Construcción y también Incendios (Accord), un acuerdo vinculante al que se adhirieron cientos de marcas y empresas europeas para asegurar condiciones de protección para trabajadores y factorías ante posibles accidentes. Esta plataforma ha revisado desde dos mil trece las condiciones de seguridad de en torno a mil seiscientos factorías en Bangladesh, a través de más de veinticinco inspecciones.Mohammad Ibrahim, líder sindical del textil en Bangladesh, en el lugar donde se alzaba el complejo del Rana Plaza en la capital, Dacca.

En el mes de abril de dos mil dieciocho, más de setecientos cincuenta factorías han completado más del noventa por ciento de las labores de actualización, mas ochocientos cincuenta y nueve aún no han completado la instalación de los sistemas de protección contra incendios y en quinientos ochenta y tres aún falta una evaluación de ingeniería en detalle, señaló un responsable de Accord en una información mandada a Efe. “Si bien el progreso conseguido por Accord es resaltable, aún falta mucho por hacer a fin de que todas y cada una de las factorías cubiertas por esta agencia se vuelvan seguras y se sostengan seguras”, manifestó el director y también inspector jefe de seguridad interino, Rob Wayss, en una contestación por escrito a Efe.

El encargado de Accord resaltó que muchos de los firmantes han renovado por otros 3 años el pacto, que tenía un plazo de cumplimiento de 5 años que concluye en el mes de mayo. Otra agencia afín, la Coalición para la Seguridad en el Trabajo de Bangladesh (Alliance) que cuenta con el respaldo de marcas estadounidenses, señaló que en cerca de seiscientos sesenta y cuatro factorías en el país se ha cumplido un noventa por ciento de los requisitos de actualización. No obstante, aceptó que solo trescientos treinta y cuatro factorías han completado plenamente los aspectos de su plan castigo.

“Los inmensos progresos que hemos hecho en seguridad industrial han reforzado la situación de Bangladesh como suministrador textil clave para marcas de ropa de todo el planeta”, afirmó MD Yazdani, un portavoz de Alliance, en un mensaje escrito a Efe.

Los accidentes prosiguen ocurriendo
Por lo menos ochenta y cuatro trabajadores han fallecido y cuatrocientos cincuenta y dos han resultado heridos en noventa y cuatro accidentes en el campo industrial de Bangladesh desde la desgracia del Rana Plaza, conforme el Centro Americano para la Solidaridad Laboral Internacional.

El directivo del programa del Centro de Solidaridad en Bangladesh, Christopher Johnson, resaltó a Efe que muchos de estos accidentes podían haberse eludido si los trabajadores hubiesen sido escuchados. “Los trabajadores ven las irregularidades diariamente”, agregó. En su entender, “Accord y Alliance han hecho un enorme trabajo en resaltar la necesidad de prosperar, y es mérito suyo que el Gobierno haya mejorado la situación en muchas formas”.

No obstante, cuestionó de qué forma sostener esa presión a lo largo de los próximos años cuando quizás ya no exista exactamente el mismo interés fuera de Bangladesh. “La única forma de asegurar (esa presión) que se me ocurre es que los trabajadores se vinculen con los sindicatos”, arguyó Johnson.

Y ese es uno de los terrenos en que queda mucho por avanzar. Conforme esta organización, solo hay sindicatos en cuatrocientos cuarenta y cinco de las cuatro mil quinientos factorías del campo. “Las cosas han mejorado mucho en concepto de seguridad equiparado con el pasado, mas aún los trabajadores son acosados, pierden su trabajo cuando se organizan en sindicatos”, observó a Efe la presidente de la Federación sindical textil SBGSKF, Shamima Nasrin.

Published by: